La fecha, 17 de febrero de 1872, nos recuerda una circunstancia importante en el camino hacia la Fundación del Instituto FMA, que el 5 de agosto de 2022 celebra el 150 Aniversario de Fundación. Sor Piera Cavagliá, Secretaria General emérita, extrae la historia de una fuente manuscrita de Don Doménico Pestarino.

1er informe02 2022

En aquel año (1872), el encuentro anual de Directores salesianos no se pudo realizar en la fiesta de S. Francisco de Sales en Turín, porque don Bosco todavía estaba enfermo en Varazze, provincia de Savona, en Liguria.  Regresó a Valdocco el 15 de febrero y el 17 convocó a todos los Directores de las comunidades salesianas.

Entre ellos estaba también el Director de la Casa de Mornese. Entonces, por primera vez, don Doménico Pestarino presentó a Don Bosco, a los Directores y a todos los hermanos de la casa de Valdocco, un “pequeño escrito” sobre el futuro Instituto de las FMA.

Don Pestarino, con su característica precisión, anota el encuentro que tuvo con Don Bosco en junio de 1871. Don Bosco "en conferencia privada" había expresado su determinación de fundar un Instituto religioso femenino "para la educación cristiana de las niñas del pueblo y declaró que Mornese sería el lugar más adecuado para este Instituto, por la salubridad del aire y por el espíritu religioso que allí reina”. Además, vio con esperanza el grupo de las Hijas de la Inmaculada, del que se podía elegir aquellas jóvenes que estaban dispuestas a iniciar el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora.

En aquella relación, don Pestarino precisó lo siguiente:

“Cabe señalar que dos de las Hijas de la Inmaculada, Mazzarello María y Petronila, con el consentimiento del P. Pestarino y sin prever nada de la idea de don Bosco, habían comenzado a vivir en comunidad durante cuatro o cinco años; a estas se unieron poco a poco, Teresa Pampuro, Caterina Mazzarello, Felicina Mazzarello, Giovannina Ferrettino, y las jóvenes Rosina Mazzarello (Baroni), Maria Grosso, Corinna Arrigotti”.

Estas jóvenes mornesinas y algunas niñas, acogidas en la Comunidad como internas, se convertirán todas en Hijas de María Auxiliadora.

Don Pestarino comenta que Don Bosco concluyó aquel encuentro con estas palabras: “Iré a Mornese y juntos firmaremos la gran promesa de vivir y morir trabajando para el Señor bajo el hermoso nombre de María Auxiliadora” (Cronistoria I 281).

Ese día, Don Pestarino volvió de Turín a Mornese con un regalo para las Hijas de la Inmaculada: les compró una bella imagen de María Auxiliadora. Madre Petronila la recordaba bien: medía cerca de un metro de altura, era hermosa y representaba a la Virgen con el Niño Jesús. 

Sin demasiada publicidad, dado el clima de tensión que se había creado en ese período con los mornesianos, la imagen fue colocada en la Capilla del Colegio en construcción y fue para todos un signo de alegría y confianza (Cf Cronistoria I 280- 281 ).

María Auxiliadora estaba ya allí, en la futura primera casa del Instituto, esperando a sus hijas. ¡Habría preparado el camino y allanado cualquier dificultad!

Tomado de: https://www.cgfmanet.org/es/ifma-es/la-1-relazione-di-don-pestarino-sul-futuro-istituto-fma/

Yaguachi E8-115 y José Barba (El Dorado)  Telf: 02 2526 138
Info@salesianasecuador.org
SOCIEDAD DE MADRES SALESIANAS
Inspectoría Sagrado Corazón todos los derechos reservados 2011

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETIN


Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario