Roma (Italia). El mundo contemporáneo está en continua transformación y se encuentra con que ha de afrontar crisis recurrentes. Todos los Estados, las diferentes comunidades, están indisolublemente vinculados y los eventos actuales en todo el planeta lo demuestran. Hay necesidad de trabajar juntos por el futuro del planeta. Hace falta que nos pongamos todos en juego, al servicio de la Comunidad global, para construir juntos una solidaridad universal y una sociedad abierta y acogedora.

Es por estos motivos que el Papa Francisco, el 12 de septiembre de 2019, lanzó un Mensagje para reconstruir el Pacto Educativo Global. Dirigiéndose a todos los hombres y mujeres que se preocupan por el bien común, de todas las culturas y de todas las profesiones, propuso “un encuentro para reavivar el compromiso por y con las jóvenes generaciones, renovando la pasión por una educación más abierta e inclusiva, capaz de escucha paciente, diálogo constructivo y mutua comprensión. Nunca como ahora – subrayó el Papa – hay necesidad de unir los esfuerzos en una amplia alianza educativa para formar personas maduras, capaces de superar fragmentaciones y contraposiciones y reconstruir el tejido de relaciones para una humanidad más fraterna”.

La fecha elegida para el encuentro es el 14 de mayo de 2020, en el Salón Pablo VI en el Vaticano. El Papa Francisco se encontrará con los Representantes de las principales Religiones, con los Representantes de los Organismos Internacionales y de las distintas Instituciones humanitarias, del Mundo Académico, Económico, Político y Cultural, que en representación de los habitantes de la Tierra, suscribirán el “Pacto Mundial sobre Educación”, un Pacto Educativo Global, que cada uno se comprometerá a poner en práctica y a difundir lo más posible.

El camino hacia esta cita va precedido y acompañado de encuentros, seminarios, profundizaciones y eventos en muchas partes del mundo, para sensibilizar, proponer reflexiones, instar a la concreción de posibles rutas de confrontación y de diálogo.

En esta óptica se coloca también la Carta escrita por los Ámbitos para la Pastoral Juvenil y para la Comunicación del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora en la que las Comunidades Educativas son llamadas a “conocer y profundizar los documentos y a considerar cómo promover iniciativas en las Comunidades, en red con otros Organismos, Instituciones y ambientes de educación formal y no formal donde se desarrolla la misión educativa salesiana”.

En el actual contexto social, hace falta abrir espacios de diálogo y de acompañamiento recíproco, abriendo alianzas educativas entre todos los protagonistas de la vida social y redescubriendo la importancia de la Educación.
Debemos buscar juntos nuevas formas de participación activa de jóvenes y adultos que nazca del compartir creativo y de la implicación de todos.
El camino ya se ha iniciado. Muchas escuelas, universidades católicas o no, están profundizando la dimensión antropológica, comunicativa, cultural, económica, generacional, interreligiosa, pedagógica y social de este Pacto Global.

El 22 de febrero de 2020, en efecto, se desarrolló en Roma el Fórum de diálogo y confrontación promovido por la Pontificia Facultad de Ciencias de la Educación ”Auxilium” y la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad Pontificia Salesiana de Roma. En la Asamblea de la Obra Nacional para las Ciudades de los Muchachos de Roma, hijos y padres, estudiantes y maestros, trabajadores y empleadores, educandos y educadores, profesores universitarios, representantes de Instituciones públicas se confrontaron para construir una alianza educativa común Tres fueron los valores generadores del evento:
We are (nosotros estamos): estar en primera persona, no mantenerse fuera del curso de la historia global, local, personal. Nosotros, jóvenes y adultos, escogemos estar allí.
We share (nosotros compartimos): compartir y participar. El diálogo es imprescindible para construir la “cultura del encuentro”, para cambiar el modelo de desarrollo global, para reorientar la globalización hacia la relacionalidad.
We care (nos importa): involucrarse en primera persona en comprender las implicaciones de nuestro ser una sola familia humana.

El foco fue una ocasión para profundizar la importancia de la educación recíproca y del diálogo entre generaciones, con el fin de “promover juntos y activar, a través de un común pacto educativo, aquellas dinámicas que dan un sentido a la historia y la transforman de manera positiva”, como   indicó el Papa. Para transformarse, cada uno, en protagonista consciente de esta alianza, “haciéndose cargo de un compromiso personal y comunitario, cultivando juntos el sueño de un humanismo solidario”.

Las Consejeras, sor Runita Borja y sor Maria Helena Moreira, invitan “a compartir ideas y socializar noticias de las diversas iniciativas en las Inspectorías para reforzar el camino de alianza junto a muchas personas y grupos del mundo asegurando a las jóvenes generaciones un gran pueblo que garantice su desarrollo integral” ” (Sito Web del Instituto FMA en el siguiente contacto email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. )

“Para educar a un niño necesitas una aldea entera” (Proverbio africano).

Instrumento de trabajo
Sitio Web Pacto Global sobre la Educacion

https://www.cgfmanet.org/es/infoesfera/ciudadania/tutti-coinvolti-nel-patto-educativo-globale/