fgratitud2018 casasbot sortroncatti

Recomendaciones

Los santos de la Familia Salesiana reunidos en un póster de nuevo diseño

Con motivo del segundo Seminario de promoción de las causas de beatificación y canonización de la Familia Salesiana, que se celebra en Roma del 10 al 14 de abril, se ha actualizado el póster de la Santidad Salesiana. En comparación con la última edición de 2014, hay novedades que han acaecido en los últimos años: la beatificación de Titus Zeman, la Venerabilidad de Giuseppe Arribat, Stefano Ferrando, Francesco Convertini, José Vandor y de Octavio Ortiz Arrieta y los nuevos Siervos de Dios Rodolfo Lunkenbein y Simão Bororo.

En total, la Postulación para la causa de los santos abarca a 169 personas de las cuales 9 santos, 18 Beatos, 16 venerables y 26 siervos de Dios. El diseño gráfico fue supervisado por Andrea Cugini, de la Escuela Gráfica Salesiana de Milán, con la colaboración de Erino Leoni, Director salesiano del Posnoviciado de Nave, Italia.

El póster con imágenes de los Santos, Beatos, Venerables y Siervos de Dios de la Familia Salesiana presenta fotos originales que narran la realidad en la que estos hombres y mujeres han dado su sí pleno a Dios y a la humanidad. A través de la visión real de sus rostros, es posible salir de las formas de una cierta iconografía tradicional y recuperar la vocación universal a la santidad dentro de la trama de la vida cotidiana.

“Al verlos uno al lado del otro, se ve que nuestra corta historia está ya salpicada de un gran número de santos y candidatos a la santidad”, ha comentado Pierluigi Cameroni, Postulador General para las causas de los santos de la Familia Salesiana. Su cercanía y visibilidad provocan admiración y gratitud y estimulan la emulación, como recordó el Papa Francisco con motivo del Día de Todos los Santos de 2017: “Los santos no son modelos perfectos, sino personas atravesadas por Dios. Podemos compararlos con las vidrieras de las iglesias, que permiten que la luz entre a través de diferentes tonos de color. Los santos son nuestros hermanos y hermanas que han recibido la luz de Dios en sus corazones y la han transmitido al mundo, cada uno según su propio tono. Pero todos han sido transparentes, lucharon para eliminar las manchas y la oscuridad del pecado, para hacer pasar la suave luz de Dios. Este es el propósito de la vida: dejar pasar la luz de Dios, y es también el propósito de nuestra vida”.