fgratitud2018 casasbot sortroncatti

Comentario de la liturgia domingo 9 de junio - Evangelio: San Juan 20, 19-23

por Mariola López Villanueva RSCJ

¿Podremos de verdad entendernos, reconocernos aun cuando hablemos con registros espirituales distintos? Diálogo es hoy otro de los muchos nombres del Espíritu. El relato de Pentecostés se abre como un espacio de posibilidad, un sueño realizable. Tomados por el fuego, podían oírse y entenderse no en el idioma del imperio, sino con sus diversos idiomas propios; en un idioma de relación y de comunión. La paz y el perdón son dones del Espíritu y no hay futuro posible sin ellos. Solo cuando somos capaces de dar y recibir perdón inauguramos tiempos nuevos. Un corazón pacificado no se cansa de dar otra oportunidad: repara lo roto, abre lo endurecido y abraza los miedos. Por nosotros mismos no podemos nada. Tomados por su Espíritu, todo acontece como posibilidad de bendición. ¡Ven, Padre de los pobres, ven, Madre de los pequeños! ¡Viento precioso del sur de todos los mundos! ¡Ola imparable de compasión!