casasbot sortroncatti

Instituto de las Hijas de María Auxiliadora
Via dell’Ateneo Salesiano, 81 - Roma
____________________________________________

 

A las Inspectoras y
Superioras de Visitaduría
Sus sede

vg

Queridas hermanas:


Con alegría nos preparamos para celebrar a nivel mundial la Fiesta de la gratitud, que tiene sus orígenes en el contexto familiar de Valdocco y de Mornese.

Nacida en la sencillez de la experiencia salesiana,  desde el principio, esta fiesta ha puesto en movimiento los corazones de los jóvenes y de los primeros salesianos en Valdocco, de las jóvenes y nuestras primeras hermanas en Mornese; desde entonces, esta gozosa gratitud se expresa de generación en generación en nuestro Instituto. En esta ininterrumpida estela, nos encontramos hoy para manifestar nuestro gracias al Padre por los inconmensurables bienes que nos concede, en particular por el don de la Madre, de cada FMA y de las comunidades de nuestro mundo.

Expresaremos nuestra gratitud a la Madre, vínculo de unidad y de comunión en el Instituto, por su vida, entregada plenamente y sin condiciones; por la vida y la vocación de cada hermana; por las /os jóvenes, las /os seglares, los padres y los miembros de la Familia Salesiana que comparten con nosotras la misión educativa. lo haremos con los colores, los sonidos y los signos de África.

Os comunico con alegría que esta bellísima fiesta se celebrará en
Cotonú (Benin) en la Inspectoría de África Occidental Madre de Dios, el 26 de Abril, de 2017

El tema que nuestras hermanas nos proponen:

"Con un corazón oratoriano, en la comunidad educativa, llevamos con audacia a los jóvenes la alegría del Evangelio",

nos interpela como FMA educadoras, responsables de una misión comunitaria que pasa a través de las relaciones interpersonales, en el estilo de familia típicamente salesiano, y vuelve, para preguntarnos cómo responder siempre más y mejor a las exigencias de la nueva evangelización, que para nosotras se concretan en la educación integral de las jóvenes y de los jóvenes, más pobres.

El tema propuesto nos invita a aumentar la convicción de que la realidad es el lugar del encuentro con Dios, conscientes de que no son las planificaciones las que nos renuevan sino el ver la realidad con Su mirada.(Cf Francisco, Carta encíclica Lumen fidei n. 4.)

Recordemos que los jóvenes que intervinieron en el Capítulo general XXIII, nos dijeron que para poder anunciar a Jesús es necesario evangelizar con la vida, por eso esperan de nosotras una mirada llena de benevolencia y de confianza, desean que sepamos escuchar y acoger su vida, estar con ellos, amar lo que les gusta; estudiar su lenguaje para entenderles. Nos piden, sobre todo, que estemos llenas de Espíritu Santo y compartamos con nuestra vida la Buena Nueva.


El tema propuesto se resume en el slogan: De todo corazón, anunciamos la Alegría! y se expresa en su totalidad en la representación del logotipo: un corazón rojo, grande, vibrante que contiene colores vivaces, el tam-tam, las cabañas, una de las cuales lleva en lo alto una cruz, el cielo crepuscular que prepara la salida del sol, el sendero verdeante que conduce a la cruz.


Nuestras hermanas de la Inspectoría AFO nos ofrecen la clave de lectura del tema en la traducción gráfica del logotipo:


Con un corazón oratoriano: el corazón rojo y palpitante en este logotipo, expresa la alegría de continuar el camino de seguimiento de Cristo por la salvación de los jóvenes. Un corazón que siempre está listo para ir hacia ellos, como el de nuestros Fundadores, con aquella caridad pastoral, que debería caracterizar toda presencia salesiana en cualquier obra y que se expresa en cercanía, bondad, paciencia, atención, escucha, espíritu de familia.

En la comunidad educativa: las cabañas, sobre una de las cuales destaca la cruz, significan las comunidades que hay que formar, con el corazón oratoriano que es una característica inconfundible de nuestros Fundadores. Sin embargo, estas cabañas no son iguales. La que lleva la cruz en lo alto quiere significar, nuestra presencia como FMA, entre nuestros colaboradores que forman parte de la misma comunidad educativa. Gráficamente, pues, nuestra comunidad religiosa ocupa un lugar destacado por la responsabilidad de testimonio, de animación, de significatividad pastoral que caracteriza nuestra vocación, pero también se coloca en el mismo espacio/territorio de las otras cabañas para significar que, justamente con su específica identidad, reconoce, compartiéndolo, el valor de la comunidad que en el contexto africano está concebida como una gran familia. Por último, la contigüidad de las chozas entre sí pone de manifiesto la comunión con y entre los colaboradores en la misión educativa.


Llevamos a los jóvenes con audacia: el cielo crepuscular aquí no prepara la noche, sino la salida del sol.

Detrás de las cabañas, por un lado, los colores de un cielo crepuscular se juntan y se mezclan con el color del corazón y por otro el cielo azul está dominado por un gran sol luminoso. Para realizar este paso se necesita la audacia del amor que salesianamente, con corazón oratoriano, solícito, como el de nuestros Fundadores, y abierto a la acción del Espíritu, va hacia los jóvenes allá donde Él le envía. Esta imagen simbólica se expresa en un bellísimo proverbio africano: “donde se ama, nunca cae la noche”.

La alegría del Evangelio: el tam-tam y el camino que conduce a la cruz.

La alegría del Evangelio está representada por el tam-tam que inclinado hacia el camino que verdea, expresa nuestro compromiso de sembrar la alegría de la Buena Nueva en el corazón de los jóvenes. Este compromiso es significativo si está sostenido por la experiencia concreta en la comunidad. Quien ha encontrado al Señor y lo sigue fielmente es mensajero de alegría. El tam- tam se convierte, entonces, en signo de la alegría que, felices de nuestra vocación, testimoniamos con la vida y que permite a los jóvenes reconocer la presencia de Dios en nosotros.

El camino es verdeante, porque creemos que las semillas florecerán y darán fruto a pesar de la dureza aparente del corazón de nuestros destinatarios. Nuestro objetivo es ayudar a todos los jóvenes a descubrir y encontrar a Cristo con quien permanecemos y de quien   contemplamos el rostro; por eso el camino lleva a la cruz que se encuentra en lo alto de nuestra casa - comunidad.

Las hermanas de la Inspectoría AFO nos proponen un Triduo en preparación para el 26 de abril de 2017 (se incluirá en el Dosier que encontraréis en la página web del Instituto junto a las noticias relativas a la historia de la Inspectoría) y una oración de entrega a María (Anexo 1) que sería bueno rezáramos las FMA de todo el mundo durante el mes de preparación a la fiesta del Gracias. Sabemos que la oración precede y sostiene todas nuestras acciones, nos ayuda a fortalecer la comunión y la unidad, dones del Espíritu Santo y características de la vitalidad de nuestro carisma.

La palabra de Dios elegida para la celebración eucarística es el pasaje del Evangelio de las bodas de Caná, Juan 2,1-11: "Haced lo que él os diga". María interviene a favor de los sirvientes y la palabra que les dirige no especifica lo que tienen que hacer, invita más bien a la disponibilidad, a la fe total en Jesús. Ella escuchó a Jesús y se convirtió en la primera discípula e invita a los sirvientes a hacer lo mismo. Jesús es la Palabra: Si le escuchamos, el agua de nuestra humanidad se transforma en el vino de su divinidad.

Teniendo en cuenta el tema de la fiesta centrado en el Corazón Oratoriano vivido como Comunidad Educativa y para hacer más fácil la participación de todos en la preparación, se pide a cada Inspectoría que envíe una o dos fotografías (con el correspondiente comentario) que expresen la vivencia del "corazón oratoriano". Con todas las fotografías se realizará un montaje, para ofrecérselo a la Madre, en el que se documentará cómo está viviendo el Instituto el compromiso asumido en el Capítulo General XXIII. Con el fin de evitar posibles interpretaciones reductivas, me permito subrayar que el corazón oratoriano sigue siendo hoy para nosotras un criterio de renovación de la identidad salesiana y un modelo educativo de referencia. La expresión corazón oratoriano quiere significar precisamente la aceptación consciente de la propia identidad educativa, unida al compromiso de vivir constantemente el espíritu del da mihi animas. Es, por lo tanto, el estilo que caracteriza nuestro trabajo pastoral en las diversas obras y acciones educativas en las que somos llamadas a llevar el Anuncio de la salvación y de la alegría a los jóvenes.

Las fotografías, en formato digital, deberán enviarse hasta el 1 de abril a Sor Tiziana Borsani, a la dirección: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

No podemos olvidar la expresión de la solidaridad que fortalece el espíritu de familia y nos ayuda a ampliar la mirada al mundo, por esto, los donativos para la Fiesta de la Gratitud que las diversas Inspectorías quieran hacer, serán enviados al Economato General y servirán para hacer frente a las necesidades urgentes del Instituto y para financiar la construcción de un centro de formación y de una casa de acogida para niñas sin recursos, en la localidad rural de Koubri, del estado de Burkina Faso, donde la Inspectoría AFO, con motivo del 25 aniversario de su nacimiento, abrirá esta nueva presencia.

Hace poco hemos empezado la conmemoración del 140 aniversario de la expedición misionera de las primeras FMA de Mornese. Esta celebración ilumina el camino del Instituto y hace que nos sintamos agradecidas por el valor y la audacia de nuestras jóvenes hermanas, pocas, pobres, desprovistas de medios y de cultura, pero llenas del fuego del amor de Dios que con su valiente respuesta a la llamada inauguraron nuestra historia misionera, abriendo un camino que nos acercaría a los jóvenes de todos los continentes.

Desde los orígenes, el ardor misionero nunca ha decaído, se potencia y amplifica en la acogida de las nuevas llamadas de Dios y de la historia, a tomar contacto con las inéditas periferias existenciales y geográficas.

La vida de nuestras primeras misioneras es el testimonio más elocuente de que la alegría del Evangelio llena el corazón y la vida de quienes se encuentran con Jesús (EG 1) y lo anuncian. Con ellos queremos hacer de nuestra vida un anuncio gozoso de Jesús. Nos parece la mejor manera de prepararnos para esta fiesta.

A María, la Inmaculada, poderosa ayuda, Madre y Maestra, verdadera Superiora de nuestro Instituto, confiamos la vida y la misión de nuestra Madre. Ya desde ahora, queremos hacerle llegar nuestro gracias coral.

Os saludo en su nombre y de las hermanas del Consejo. Juntas seguimos orando por la paz en tantos Países heridos por la guerra y la violencia. Recordamos a nuestras hermanas que viven y trabajan en estas tierras, compartiendo los temores, las esperanzas y el sufrimiento de tantas personas.

 

Con afecto y gratitud.

 

Roma, 11 de Febrero 2017

 

 

Sor Chiara Cazzuola

Vicaria General

 

---------------------------------------------------------------------------

ANEXO 1

ORACIÓN A MARÍA
EN PREPARACIÓN DE LA FIESTA MUNDIAL DE LA GRATITUD 2017

María Inmaculada y Auxiliadora nos entregamos a ti y te damos gracias por tu acción eficaz en nuestra vida y en nuestra misión.

Virgen María, maestra y guía de nuestro Instituto, acompáñanos en este camino de preparación para la Fiesta Mundial de la Gratitud a la Madre, vínculo de comunión y centro de unidad. Asístela y sostenla en su misión de animación del Instituto.

Madre atenta, ayúdanos en las dificultades que hemos que afrontar para responder evangélica y pastoralmente a los desafíos de nuestro tiempo. Te confiamos, de manera especial, a nuestros colaboradores, padres, niños y jóvenes, las personas queridas y el mundo.

Concédenos vivir el "corazón oratoriano” con el espíritu y la fuerza del da mihi animas que nos empuja a ir hacia los niños y jóvenes allá donde se encuentran, sobre todo hacia los más pobres y en situación de riesgo.

Crea en nosotras un corazón oratoriano audaz, para que conquistadas por el amor de Jesús, enraizadas en el espíritu de san Juan Bosco y de santa María Domenica Mazzarello, nuestra presencia entre los jóvenes les haga seguros, nuestra bondad les transforme, nuestra paciencia les inspire, nuestra atención les ayude, nuestra cercanía y nuestra escucha les consuele, nuestro amor les cure, les sostenga y, sobretodo, les abra a Cristo.

Refuerza el sentido de pertenencia al Instituto, ayúdanos a vivir nuestra vocación en gozosa fidelidad al Señor y al espíritu de los orígenes. Danos nuevas vocaciones para que siempre tenga futuro la misión del Instituto, que es todo tuyo.

Fortalece nuestra vida interior y haz que en nuestras comunidades nunca se marchite la fuente de generosidad y entrega, de interioridad y de fervor, de santidad y de gracia que nos hace colaboradores de Cristo para la salvación de los jóvenes.

Amén

Definiciones de Istituto Figlie di Maria Ausiliatrice Via dell’Ateneo Salesiano, 81 - Roma _______________________________________________________________________________________ Alle Ispettrici e alle Superiore di Visitatoria Loro sedi Carissime sorelle, con gioia ci prepariamo a celebrare a livello mondiale la Festa della riconoscenza, che trova le sue origini nel contesto familiare di Valdocco e di Mornese. Nata nella semplicità dell’esperienza salesiana, fin dall’inizio questa festa ha messo in movimento i cuori dei giovani e dei primi Salesiani a Valdocco, delle giovani e delle nostre prime sorelle a Mornese; da allora questa gratitudine gioiosa si è espressa di generazione in generazione nel nostro Istituto. In questa vivida e ininterrotta scia eccoci, oggi, a manifestare il nostro grazie al Padre per gli incommensurabili beni che ci elargisce, in particolare per il dono della Madre, di ogni FMA e comunità del nostro mondo. Esprimeremo la nostra gratitudine alla Madre, vincolo di unità e di comunione nell’Istituto, per la sua esistenza donata pienamente e senza condizioni, esprimeremo la nostra gratitudine per la vita e la vocazione di ogni sorella, per le/i giovani, le laiche e i laici, i genitori, i membri della Famiglia Salesiana che condividono con noi la missione educativa, con i colori, i suoni, i segni, dell’Africa. Vi comunico, infatti, con gioia che questa bellissima festa sarà celebrata a Cotonou (Benin) nell’Ispettoria Africa Ovest Madre di Dio, il 26 aprile 2017 Il tema che le nostre sorelle ci propongono: “Con un cuore oratoriano, nella comunità educante, portiamo con audacia ai giovani la gioia del Vangelo” ci interpella come FMA educatrici, responsabili di una missione comunitaria che passa attraverso le relazioni interpersonali, nello stile di famiglia tipicamente salesiano, e torna ad interrogarci su come rispondere sempre più e meglio alle esigenze della nuova evangelizzazione, che per noi si concretizzano nell’educazione integrale delle giovani e dei giovani specie più poveri. Il tema proposto ci invita ad accrescere la convinzione che la realtà sia il luogo dell’incontro con Dio, consapevoli che non sono le pianificazioni a rinnovarci, ma il vedere la realtà con il Suo sguardo. (Cf Francesco, Lettera enciclica Lumen fidei n.4.) È bene poi ricordare che i giovani, intervenuti al Capitolo Generale XXIII, ci hanno detto che per poter annunciare Gesù è necessario evangelizzare soprattutto con la vita; per questo attendono da noi uno sguardo pieno di benevolenza e di fiducia, desiderano che sappiamo ascoltare e accogliere la loro esistenza, stare con loro, amare ciò che a loro piace; studiare il loro linguaggio per capirli. Ci hanno chiesto, soprattutto, di essere piene di Spirito Santo e di condividere con la nostra vita la Buona Notizia. Il tema proposto è riassunto nello slogan Con tutto il cuore, annunciamo la Gioia! e viene espresso per esteso nella raffigurazione del logo: un cuore rosso, grande, palpitante che si fa contenitore dai colori vivaci, il tam-tam, le capanne di cui una porta in alto una croce, il cielo crepuscolare che prepara il sorgere del sole, la via verdeggiante che conduce alla croce. Le nostre sorelle dell’Ispettoria AFO ci offrono la chiave di lettura del tema nella traduzione grafica del logo Con un cuore oratoriano: il cuore rosso e palpitante in questo logo, esprime la gioia di continuare il cammino alla sequela di Cristo per la salvezza dei giovani. Un cuore che è sempre pronto ad andare verso di loro, come quello dei nostri Fondatori, con quella carità pastorale che dovrebbe qualificare ogni presenza salesiana in qualsiasi opera e che si esprime in prossimità, bontà, pazienza, attenzione, ascolto, spirito di famiglia. Nella comunità educante: le capanne, su una delle quali svetta la croce, significano le comunità che noi dobbiamo formare, con il cuore oratoriano che è una caratteristica inconfondibile dei nostri Fondatori. Però queste capanne non sono omologate e quella su cui è posta in alto una croce sta a significare la nostra presenza, come FMA, tra i nostri collaboratori che fanno parte della stessa comunità educante. Graficamente, quindi, la nostra comunità religiosa occupa un posto preminente per la responsabilità di testimonianza, di animazione, di significatività pastorale che caratterizza la nostra vocazione, ma anche si colloca nello stesso spazio/territorio delle altre capanne a significare che, proprio con la sua specifica identità, riconosce, condividendolo, il valore della comunità che nel contesto africano è concepita come una grande famiglia. Infine la contiguità quasi intersecante delle capanne tra di loro sottolinea la comunione con e tra i collaboratori nella missione educativa. Portiamo ai giovani con audacia: il cielo crepuscolare qui non prepara la notte, bensì il sorgere del sole. Dietro le capanne da una parte i colori di un cielo crepuscolare si congiungono e si fondono con il colore del cuore e da

Guardar

Guardar