fgratitud2018 casasbot sortroncatti

16/10/2014 - Construir una casa abierta y solidaria (2)

foto

"Nuestra casa es una cantera abierta en la que el Espíritu Santo orienta a una profunda formación espiritual, intelectual, comunitaria y apostólica".
En estos días, dedicados a la profundización del tema capitular, hemos pedido a la Madre y a algunas Consejeras generales compartir algunas reflexiones y la experiencia del Capítulo.

"La nuestra, ¿es una casa en salida misionera"? ¿Qué significa concretamente? ¿Qué empuje para un nuevo impulso misionero?

Sor Alaide Deretti: "Para el Instituto, ser casa en salida misionera significa preguntarse si estamos hoy verdaderamente presentes en las “periferias" elegidas por Don Bosco y Madre Mazzarello para servir y promover la vida, según los criterios del Evangelio. Ser casa en salida misionera es permanecer y/o potenciar nuestras presencias en los contextos pobres, no cerrar las obras que acogen y sirven a los más pobres, afrontar con alegría, creatividad y esperanza las fatigas, las dificultades, también aquellas económicas, trabajando en sinergia con la Iglesia local y con los organismos de la zona, sin adherirnos a seguridades económicas o a espacios de poder (cf. EG 80). Una casa en salida implica el cambio no sólo geográfico, sino también de mentalidad: cambiar nuestros paradigmas, la forma de razonar, las estructuras mentales. Ir hacia quien está en necesidad para favorecer la cultura del diálogo, el compartir y la fraternidad. El empuje para un nuevo impulso misionero es ante todo la "conversión pastoral y misionera" (EG 25) que implica la conversión del corazón, la renovación personal, la conciencia de que cada una de nosotras es llamada por el Señor a dar la vida y a cada una se nos ha confiado una misión”.
 
¿Qué rol tiene la comunicación social durante el gran evento del Capítulo general XXIII?

Sor Giuseppina Teruggi: "Estoy convencida de que todo el CG XXIII es un gran evento en COMUNICACIÓN, desde la fase preparatoria, su desarrollo actual, hasta la fase sucesiva del post-Capítulo. Cómo Ámbito CS, desde hace mucho tiempo nos hemos activado para hacerlo así, para compartir con todas  las FMA en las Comunidades educativas oportunas informaciones, noticias, vídeos de modo que el CG pudiera entrar efectivamente en todas nuestras casas para hacer sentir que cada FMA, laicos y laicas, jóvenes ¡pueden participar de alguna forma! Ahora todas las del Ámbito para las Comunicación social estamos comprometidas día tras día en esta aventura entusiasmante y atractiva. La Página web lo demuestra: la hemos preparado desde hace mucho tiempo y estudiado en detalle, para que sea un espacio abierto, interesante, una compañía cotidiana que sigue paso a paso los acontecimientos de estos meses. Con nosotras, están colaborando varias Capitulares que constituyen la 'Comisión de Comunicación": un valioso equipo comprometido en varios frentes comunicativos, desde las informaciones, a las fotos, entrevistas, documentos. El deseo que nos habita es saber comunicar buenas noticias a una gama cada vez más amplia de personas”.

¿Qué caminos y qué estilo sugieres para que una comunidad pueda vivir la espiritualidad de la solidaridad?  ¿Y para que sepa realizar una gestión innovadora?

Sor Vilma Tallone: "El camino trazado por Jesús para vivir la solidaridad como camino de santidad son las Bienaventuranzas: cultivando la humildad que conduce a acoger con alegría la diversidad, la simplicidad del pobre que sabe compartir, la resiliencia de quien se hace cargo del sufrimiento del hermano, la pureza del corazón que libera las manos y la vida...
El fundamento y la finalidad de una gestión innovadora es la fe en la Providencia que impulsa a   optimizar, también con procesos modernos de gestión, de programación, de control, de creativa productividad, los pocos recursos de los que se dispone. Se trabaja para que cada realidad alcance una mayor sostenibilidad económica, que asegure la duración a servicio de la misión, privilegiando las clases más frágiles».

De la experiencia de vida de las comunidades a nivel mundial ¿Qué sueños y signos de bien y/o esperanza emergen?

Sor Carla Castellino: "¡Los signos de bien son muchos! En las comunidades se respira el espíritu de familia, concreción y creatividad. La vida religiosa se ​​vive bajo el signo de la laboriosidad, sencillez, esencialidad y sobriedad. Se hace visible el testimonio de alegría, de compartir la misión con los laicos, de comunión en la comunidad eclesial y en la zona. En muchos contextos se enfrenta el reto de la interreligiosidad y la interculturalidad. En las realidades especialmente difíciles, porque están marcadas por la violencia, injusticias sociales, indiferencia e ignorancia religiosa, pobreza de todo tipo las comunidades son un bien aún más precioso, insustituible y la gente las aprecia y las considera como puntos de referencia seguros. Grande es el compromiso de construir redes, para buscar sinergias para afrontar los retos de hoy y cooperar con la Iglesia local, con los grupos de la Familia salesiana y los diversos organismos de participación, convencidas de que el carisma es un don del Espíritu para el bien de la sociedad y de la Iglesia. Un sueño es que las FMA seamos cada vez más conscientes de que dentro de la Comunidad educativa estamos llamadas a testimoniar y transmitir el carisma, para establecer relaciones profundas en la línea evangélica de la justicia, la transparencia, la claridad y el respeto a los roles de cada uno, para hacer "Dios accesible" a todos a través de nuestras vidas”.

Deja un comentario