fgratitud2018 casasbot sortroncatti

05/10/2014 - Millares de luces por el Sínodo sobre la familia

La seconda Commissione precapitolare al lavoro

Roma (Italia). "Al comenzar el Sínodo sobre la Familia, pidamos al Señor que nos muestre el camino". Este es el Tweet con el que el  Papa Francisco abre los trabajos del tercer Sínodo extraordinario dedicado a la familia, que se desarrollará del 5 al 19 de octubre y que tiene como tema “Los retos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización”. Un momento particularmente exigente y una ocasión providencial de renovación para la Iglesia y para la sociedad. 

Alrededor de 70 Capitulares han ido esta mañana a San Pedro para participar en la Celebración Eucarística de la apertura oficial de la Asamblea Sinodal, presidida por el Santo Padre.  

También fueron numerosas las Capitulares que la tarde de ayer, sábado, estuvieron presentes en la velada de oración, en la que participaron más de 80 mil fieles, y durante la cual el Papa rezó por los Padres sinodales: " Del Espíritu Santo pedimos para los padres sinodales, sobre todo el don de escuchar: escuchar a Dios, hasta llegar a sentir con Él el grito del pueblo; escuchar al pueblo; hasta respirar la voluntad a laque Dios nos llama. Además de escuchar, invocamos la disponibilidad de confrontarnos con sinceridad, de manera abierta y fraterna, que nos lleve a hacernos cargo de la responsabilidad pastoral, de los interrogativos que este cambio de época lleva consigo. El tercer don que imploramos con nuestra oración es una mirada. Porque si realmente queremos verificar nuestro paso en el terreno de los desafíos contemporáneos, la condición decisiva es mantener la mirada fija en Jesucristo, detenerse en la contemplación y adoración de su rostro. Si asumimos su modo de pensar, de vivir y de relacionarse, no tendremos dificultad en traducir el trabajo sinodal en indicaciones y caminos para la pastoral de la persona y de la familia.

"La familia sigue siendo escuela sin igual de humanidad", contribución indispensable a una sociedad justa y solidaria. Cuanto más profundas son las raíces de la familia, tanto más posible es “salir y llegar lejos en la vida ", sin extraviarse ni sentirse extranjeros en ninguna tierra.  

En la homilía, el Papa Francisco ha recordado la imagen de la viña del Señor y ha explicado: " La viña del Señor es su «sueño», el proyecto que él cultiva con todo su amor, como un campesino cuida su viña. La vid es una planta que requiere muchos cuidados [...] También nosotros estamos llamados en el Sínodo de los Obispos a trabajar por la viña del Señor. Las Asambleas sinodales no sirven para discutir ideas brillantes y originales, o para ver quién es más inteligente... Sirven para cultivar y guardar mejor la viña del Señor, para cooperar en su sueño, su proyecto de amor por su pueblo. En este caso, el Señor nos pide que cuidemos de la familia, que desde los orígenes es parte integral de su designio de amor por la humanidad.  

"Para encontrar lo que el Señor pide hoy a su Iglesia, debemos escuchar los latidos de este tiempo y percibir el olor de los hombres de hoy, hasta quedar impregnados de sus alegrías y de sus esperanzas, de sus tristezas y sus angustias. En ese momento sabremos proponer con credibilidad la buena noticia sobre la familia",

Es una invitación a  todos para que apoyemos los trabajos del Sínodo con la oración, invocando la intercesión materna de la Virgen María.  

 

Deja un comentario