fgratitud2018 casasbot sortroncatti

¡Ahora es el momento favorable!


db_y_mmEn el tiempo favorable te escuché, y en el día de la salvación te ayudé. ¡Pues éste es el tiempo favorable; éste es el día de la salvación! (2Cor 6,1ss)

.
Estamos ya en el año celebrativo del 140º de la Fundación de nuestro Instituto y ha llegado el momento de iniciar el Trienio de preparación al Bicentenario del nacimiento de Don Bosco.  Es significativo que estas celebraciones se den en un marco de acontecimientos históricos importantes donde los jóvenes tienen un protagonismo especial:  sea en las JMJ en Madrid que en las manifestaciones, donde ellas y ellos, buscan tomar el timón de la historia reinvindicando los valores de libertad, justicia, educación, democracia... Ciertamente los medios no son siempre pacíficos; sin embargo son un grito de presencia y búsqueda, luchan por un mundo diferente, han desistido de asistir como espectadores de la historia para pasar a ser actores de la misma.

Para quienes hemos recibido en herencia el carisma salesiano, estos movimientos, se convieten en una atención particular para leer los signos, en un compromiso y en un reto. No puede ser más actual y adecuado lo dicho en las Actas del CGXXII, no. 16: La llamada de Dios a ser signos de su amor nos alcanza aquí y ahora, en el hoy de la historia. Ahora es, en efecto, el momento favorable para reavivar el fuego de la fidelidad. El mundo dramático y maravilloso en que vivimos es para nosotras interlocutor en un diálogo siempre abierto. Estos momentos celebrativos salesianos nos ponen a la búsqueda del rostro y del espíritu de nuestros Fundadores, nos interpelan a profundizar sus convicciones más profundas, a intuir con sabiduría renovada las intenciones que el Espíritu de Dios sembró en sus corazones.


El Rector Mayor hablando de Don Bosco nos invita a “conocerlo como educador y pastor, fundador, guía y legislador”, y no menos podemos decirlo de M. Mazzarello que, movida por el Espíritu, sintoniza absolutamente con el espíritu de D. Bosco: “es un santo y yo lo siento”.


Como Familia Salesiana, y con la responsabilidad de ser un grupo fundado directamente por Don Bosco, asumimamos con alegría y agradecimiento este ‘momento favorable’, un trienio de renovación carismática y este primer año para empaparnos de la historia de nuestros orígenes haciendo nuestra la exhortación del Rettor Mayor: “La imagen de Don Bosco y de su acción debe ser reconstruida seriamente, a partir de nuestro horizonte cultural: desde la complejidad de la vida de hoy, de la globalización, de las dificultades de apostolado, desde la disminución de las vocaciones, del “interrogante en cuestión” sobre la vida consagrada”.


En el tiempo favorable te escuché, y en el día de la salvación te ayudé (2Cor 6,1). ¡Tiempo favorable!, Dios mismo se compromete a venir en nuestra ayuda. Vivamos este trienio con ilusión y renovado entusiasmo, para agradecer a nuestros Fundadores una fecundidad que supera el tiempo, acoger su herencia y reactualizar su pasión educativa en los cambiantes contextos culturales donde muchos jóvenes expresan la necesidad de dignidad, trabajo, cultura y educación. Necesitamos ser FMA decididas a ser santas, conjugando fidelidad y creatividad, tradición e innovación, abiertas a la esperanza, y que en la normalidad de lo cotidiano sepamos expresar la fantasía del amor, en la lógica del misterio pascual (Cf. Circular 920).


Hagamos nuestras, como plegaria, deseo y compromiso compartido, las palabras con la que San Pablo inicia este texto: Os exhorto a no echar en saco roto la gracia de Dios... porque ahora es el tiempo favorable. No ayer. No mañana. Ahora, en este tiempo que nos ha tocado vivir, en estas circunstancias concretas, el Señor nos ofrece este tiempo de gracia.


¡Fecundo inicio del Bicentenario!


http://www.cgfmanet.org