fgratitud2018 casasbot sortroncatti

pfraCiudad del Vaticano, 23 de enero 2014 .- "La comunicación al servicio de una auténtica cultura del encuentro" es el tema del mensaje del papa Francisco para la 48ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales 2014 que fue presentado este medio día. La presentación del mensaje se realiza en el marco de la festividad de San Francisco de Sales, patrono de los comunicadores, que se celebra el 24 de enero.

La Jornada Mundial de las Comunicaciones se celebrará este año el 1 de junio, en la solemnidad de la Ascensión del Señor.

En su mensaje, el papa Francisco expresa que a pesar del desarrollo de las tecnologías de la comunicación, que nos acercan y conectan mejor, "en la humanidad aún quedan divisiones, a veces muy marcadas", como la "escandalosa distancia entre el lujo de los más ricos y la miseria de los más pobres", presente a escala mundial.

"En este mundo, los medios de comunicación pueden ayudar a que nos sintamos más cercanos los unos de los otros, a que percibamos un renovado sentido de unidad de la familia humana que nos impulse a la solidaridad y al compromiso serio por una vida más digna para todos. Comunicar bien nos ayuda a conocernos mejor entre nosotros, a estar más unidos", dice el papa. Agrega que "Los muros que nos dividen solamente se pueden superar si estamos dispuestos a escuchar y a aprender los unos de los otros. Necesitamos resolver las diferencias mediante formas de diálogo que nos permitan crecer en la comprensión y el respeto", señala.

Para el papa Francisco, la "cultura del encuentro requiere que estemos dispuestos no sólo a dar, sino también a recibir de los otros. Los medios de comunicación pueden ayudarnos en esta tarea, especialmente hoy, cuando las redes de la comunicación humana han alcanzado niveles de desarrollo inauditos. En particular, Internet puede ofrecer mayores posibilidades de encuentro y de solidaridad entre todos; y esto es algo bueno, es un don de Dios".

En su mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones, el papa Francisco explicó que la comunicación puede ponerse al servicio de una auténtica cultura del encuentro cuando "quien comunica se hace prójimo, cercano. El buen samaritano no sólo se acerca, sino que se hace cargo del hombre medio muerto que encuentra al borde del camino. Jesús invierte la perspectiva: no se trata de reconocer al otro como mi semejante, sino de ser capaz de hacerme semejante al otro. Comunicar significa, por tanto, tomar conciencia de que somos humanos, hijos de Dios. Me gusta definir este poder de la comunicación como «proximidad»", dice el Pontífice.


Lea aquí el mensaje íntegro para la JMCS 2014

Redacción de Signis ALC