fgratitud2018 casasbot sortroncatti

s-francesco-di-sales10“Cuando Dios nos da la fe, penetra en nuestra alma y habla a nuestro espíritu de modo tan agradable que recibimos la verdad sin desconfianza y sin duda” (San Francisco de Sales).

 

Nuestra espiritualidad SALESIANA, encuentra en San Francisco de Sales y en Santa Teresa de Ávila, signos de vida unificada en Dios y entregada a los demás, guías expertas en el camino de la santidad. ACGXXII

 

El Papa Benedicto XVI, al referirse a San Francisco de Sales nos dice: Es un testigo ejemplar del humanismo cristiano. Con su estilo familiar, con parábolas que tienen a menudo el batir de alas de la poesía, recuerda que el hombre lleva inscrita en lo más profundo de su ser la nostalgia de Dios y que sólo en él encuentra la verdadera alegría y su realización más plena (…) «Dios es el Dios del corazón humano» en estas palabras aparentemente sencillas captamos la huella de la espiritualidad de un gran maestro, san Francisco de Sales, obispo de Ginebra, nacido en la alta Saboya en 1567 (Benedicto VI).

Al celebrarlo en este día expresamos que su mensaje sigue actual para todos los cristianos: obispos, sacerdotes, consagrados, seglares: todos estamos llamados a la santidad, a amar a Dios con todo nuestro ser y expresar este amor en la solidaridad con nuestros hermanos.

Francisco de Sales hombre bondadoso y dulce, que sabía manifestar la misericordia y la paciencia de Dios a aquellos con quienes se encontraba, propuso una espiritualidad exigente pero serena, fundada en el amor, dado que amar a Dios "es la mayor felicidad del alma en esta vida y por toda la eternidad" (Juan Pablo II).

Francisco de Sales, doctor del amor divino, no descansaba hasta que los fieles acogían el amor de Dios, para vivirlo plenamente, orientando su corazón a Dios y uniéndose a él. Así, bajo su guía, numerosos cristianos han recorrido el camino de la santidad (Juan Pablo II).

San Francisco de Sales: http://youtu.be/ySphmBuC7WA