fgratitud2018 casasbot sortroncatti

Imagen1Corteno (Italia). Las estrellas se dieron cita la noche del 20 de octubre 2012  en el pueblo de Corteno Golgi (Brescia) para iluminar la velada en honor de la Venerable María Troncatti.

En el frío atardecer de otoño, la blanca parroquia, corazón del pueblo, parecía brillar bajo un cielo  cada vez más luminoso que iba llenándose de personas llegadas de las  comarcas vecinas de Mazzo, Rogorbello, Tovo y Vervio, para unirse a los habitantes de Corteno en  fiesta. De Roma habían venido  sor Piera Cavaglià,  y sor Giuditta Ambrossini, de Milán la inspectora sor Graziella Curti, la Vicaria inspectorial , sor Virginia Villa y sor Giuliana Accornero, que ha trabajado  por la causa de beatificación de nuestra Venerable desde el inicio del Proceso.

De las comunidades de Tirano y de Sondrio  las dos directoras  y muchas FMA con algunos laicos y laicas, Exalumnas y Salesianos cooperadores. Las tres sobrinas de sor María Troncatti: Angelina, Agnese y Diomira contaron episodios  de su querida tía misionera y pudimos apreciar  la fe robusta  de la familia Troncatti

Varios sacerdotes de la zona y algunos salesianos  provenientes de Roma honraron con su presencia  y testimonio a la Venerable y a los varios siervos de Dios de la Valtellina y Valcamonica.

En la celebración Eucarística, en preparación a la jornada misionera mundial se dieron gracias a Dios por la riqueza de santidad florecida en los tres pueblos de Corteno (sor María Trocatti), Vervio (don Giuseppe Quadrio) y Tirano (don Carlo Braga).

En la homilía, don Roberto Spataro docente de la Universidad Salesiana de Roma, refiriéndose al Sínodo  y a la jornada misionera mundial remarcó: “La tierra de Corteno es tierra de santidad  y la santidad es la vida cristiana que cada uno debe irradiar para construir solidaridad y paz. Los Santos han hecho el Evangelio atractivo y creíble. Sor María, nacida en este pueblo, ha sido una santa misionera que con su total dedicación al Ecuador, en la selva amazónica, hizo creíble el Evangelio y el carisma salesiano. Vamos a la escuela de los Santos porque el mundo de hoy no escucha a los maestros, pero acepta a los testigos, tanto más si estos son maestros y testigos. Sólo los Santos, a imitación de Cristo Sacerdote,  consiguen unir la tierra con el cielo”.

Después de un cordial encuentro en las salas del Oratorio parroquial, que próximamente se dedicará  a sor María Troncatti, la velada  se prolongó con una mesa redonda en la que se alternaron sor Gisella Della Giacoma, FMA misionera en Ecuador y don Pierluigi Cameroni, Postulador general de las Causas de los Santos  que presentó la figura espiritual de sor Troncatti a partir del nuevo libro titulado: María Troncatti un corazón de Madre.

Estaban presentes el Párroco de Corteno, don Alessandro Nana, el alcalde  y varias autoridades, entre las cuales el teniente alcalde  de Concesio  (Brescia) resobrino de sor María Troncatti.

Bajando  del paso del Aprica, en la noche estrellada, la santidad parecía aletear en el silencio de la Valcamonica y desde esta vega propagarse por  la zona colindante, sobre toda la Iglesia y sobre el Instituto en fiesta por la próxima beatificación  de sor María, gloria de Corteno y de la selva amazónica

http://www.cgfmanet.org