fgratitud2018 casasbot sortroncatti

l_martiniRoma, 01 sep 12.- El cardenal italiano Carlo Maria Martini, conocido como el "símbolo de la Iglesia del diálogo", quien falleció el viernes a los 85 años de edad como consecuencia de la enfermedad de Parkinson que padecía desde 1996, será enterrado este lunes a las 16:00 horas (14:00 GMT). El cardenal será enterrado, respetando su voluntad, en el Duomo milanés.

Era un obispo que sabía hablar con los laicos. Sus palabras eran simples y severas, comprensibles pero profundas, preocupadas por las situaciones y los problemas del mundo actual.

Introdujo en su diócesis "La escuela de la Palabra" para aproximar los laicos a las Sagradas Escrituras con el método de la Lectio divina. Otra de sus iniciativas fue la creación en Milán de la "Cátedra de los no creyentes" para encontrar a personas en busca de la verdad. Un diálogo que consideraba imprescindible.

"Sí, es un diálogo muy importante. Yo hablo evidentemente, sobre todo a los no creyentes, pero son personas que piensan, reflexionan, tienen un profundo sentido de la responsabilidad, una conciencia de los valores. De ellos ciertamente he aprendido. Se trata, pues, de continuar dialogando para conocer los deseos profundos del ser humano, y así ayudar a cada uno a encontrar su plena autenticidad", dijo el sacerdote jesuita, cardenal y arzobispo de Milán Carlo Maria Martini. recuerda Radio Vaticano.

El papa Benedicto XVI recordó con gratitud "su intensa y copiosa obra apostólica de celante hijo espiritual de San Ignacio. Experto docente. Autorizado biblista. Diligente y sabio arzobispo de la archidiócesis ambrosiana".

El cardenal Martini fue durante más de 20 años arzobispo de Milán, la diócesis más grande Europa y durante siete años presidente del Consejo de las Conferencias Episcopales Europeas. Fue rector de la Pontificia Universidad Gregoriana y del Instituto Bíblico, un experto predicador de Ejercicios Espirituales. Representaba uno de los frutos más significativos del Concilio Vaticano II que creía en la renovación de la Iglesia en auténtica fidelidad al Evangelio de Cristo, sin ningún compromiso con el poder.

La prensa italiana destaca hoy la figura de Martini, al que define como el "símbolo de la Iglesia del diálogo" y como un "príncipe de la fe y de los grandes ideales", según "Corriere della Sera", mientras "La Repubblica" se refiere a él como "el hombre que renunció a ser papa".

"Corriere" publica, además, su última entrevista realizada por el padre Georg Sporschilli, también jesuita, en la que el cardenal Martini lamentó que la "Iglesia está cansada en la Europa del bienestar y en América" y asegura que su "cultura ha envejecido", mientras "La Repubblica" recuerda sus declaraciones a "L`Espresso" en las que no era contrario al uso del preservativo.

Martini fue reconocido en el año 2000 con el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales.

En 1979 el papa Juan Pablo II lo nombró titular de la archidiócesis de Milán, la más grande de Europa y una de las mayores del mundo, y el 2 de febrero de 1983 fue nombrado cardenal por el pontífice.

Desde la sede milanesa, Carlo Maria Martini potenció el diálogo entre ateos y creyentes, y entre distintas religiones y fue un viajero incansable.

 

Leer más: http:http://www.pastoralsj.org/index.php?option=com_flexicontent&view=items&cid=6&id=502&Itemid=34

Fuente: Radio Vaticano y EFE