fgratitud2018 casasbot sortroncatti

DSC02318Quito.- Durante este año, Dios ha derramado abundantes bendiciones para cada una de nosotras: el apoyo de nuestras Comunidades, el cariño y confianza de la Inspectoría, la oportunidad de este mes intensivo y aprender. Responder a los nuevos desafíos que se presentan, revivir el espíritu misionero, alimentarlo día a día y vivir.

Acompañamos con nuestro cariño y oraciones a Sor Lourdes en su profesión perpetua; para nosotras que avanzamos en este camino de respuesta a Dios, ha sido un verdadero testimonio de gozo,  la alegría inmensa de continuar diciendo SI, al Señor, el día en que además celebramos los 140 años del Instituto. El amor de Dios Padre nos llena el corazón, que ahora se ensancha para acoger a Sor Kintianua quien realiza su primera profesión. Esta experiencia es un volver a vivir aquellos momentos y sentir que Cristo es el centro y razón de nuestra vida.

En el taller de Misionología, coordinado por el P. Juan Bottasso, compartimos testimonios misioneros junto a los hermanos Salesianos misioneros y hermanas Sacramentinas. Fue el espacio par a reconocer que la misión tiene sentido si se trabaja para el Reino de Dios; que ser parte de la Iglesia implica una entrega generosa; para ser misionero o misionera es importante entregar la vida y paralelamente formarse y llenarse de Dios para ofrecer amor a los demás; ser parte de la Iglesia única que ha querido el Señor, implica tenacidad y compromiso, un desacomodarse para salir al encuentro de los hermanos y hermanas. También recorrimos rápidamente las obras salesianas.

Dios nos ha favorecido con grandes oportunidades: ¡Te alabamos Padre y te damos gracias…!. Gracias Sor Vicenta por su acompañamiento, testimonio y cariño. Gracias Sor Beatriz por acoger con amor la misión de continuar siendo mediación del amor de Dios.

 

Junioras FMA